[El futuro del subte porteño] Lo que estamos debatiendo es qué tipo de gestión queremos, porque el subte ya pertenece a la Ciudad

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 24 de octubre de 2017. El oficialismo convocó para esta mañana una reunión conjunta de diputados de las comisiones de Obras y Servicios Públicos, Presupuesto y Tránsito y Transporte, con el objetivo de firmar el despacho del proyecto presentado por el Ejecutivo porteño para concesionar la gestión y el mantenimiento del servicio público de subterráneos. El legislador Adrián Camps del socialismo auténtico, en el mismo sentido que otros bloques opositores, presentó una iniciativa para que la administración del subte vuelva a la Ciudad.
 
“Acá no estamos planteando la estatización de nada; el subte ya es de la Ciudad de Buenos Aires. Lo que se está debatiendo es el tipo de gestión que va a tener en el futuro: privada, como hasta ahora, o estatal. Nosotros creemos que la administración debe quedar en manos del Estado, porque hay fracasos evidentes en las formas de gestión privada, inclusive en los ferrocarriles, donde ya tuvimos que lamentar la tragedia de Once; no queremos que algo así vuelva a suceder”, explicó el legislador socialista.
 
“Entendemos que los resultados de la concesión han sido muy malos y esto es evidente para cualquiera que viaje en subte. Yo tomo todos los días la línea D y no es cierto que los coches tengan aire acondicionado, sólo algunos tienen; hay horarios en los que viajamos todos apretujados, peor que si fuéramos ganado; las escaleras mecánicas son un desastre, funciona la que sube pero no la que baja o viceversa; los ascensores no andan; es un drama para las personas que sufren algún tipo de discapacidad”, advirtió el diputado Camps durante su intervención.
 
“Si grandes ciudades del mundo, como Berlín y París, administran sus subterráneos, por qué no lo puede hacer una de la envergadura de Buenos Aires”, finalizó Adrián Camps.
 
El proyecto oficial habla de una licitación pública nacional e internacional para la operación y el mantenimiento del servicio de subterráneos. La infraestructura quedará en manos de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE).